martes, 30 de noviembre de 2010

DENUNCIA CONTRA INVASIONES DE LOS LIDERES INDIGENAS

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
ESTADO BOLIVAR
MUNICIPIO GRAN SABANA

COMITE DE SEGURIDAD INTEGRAL DE
LIDERES ORIGINARIOS FRONTERIZOS MANIKUYA

Nosotros, los abajo firmantes, todos indígenas, autoridades legítimas y miembros de las comunidades indígenas del Municipio Gran Sabana denunciamos ante las autoridades militares y civiles, especificamente la Guardia Nacional Bolivariana del Pueblo y la Alcaldía del Municipio Gran Sabana los hechos de deforestación y ocupación ilegal realizados por ciudadanos y ciudadanas inescrupulosos e inconcientes en las zonas protegidas por ser quebradas y morichales detrás del galpón de PDVAL de KEWEY II ESTE y en el habitat y tierras de la comunidad indígena de Sampay, especificamente entre las invasiones de Andrés Bello y Caño Amarillo al este de Santa Elena de Uairén. Hacemos esta denuncia después de las dos jornadas de inspección realizadas el día jueves 21 y lunes 25 de Octubre de 2010, en donde se comprobó las siguientes irregularidades: Habían ventas de terrenos por parte de personas indígenas y no-indígenas, hecho totalmente prohibido por el artículo 119 de la Constitución Bolivariana de Venezuela. Habían parcelas asignadas a personas que ya tienen otras casas en el pueblo. Habían parcelas adquiridas por brasileros y colombianos indocumentados y por último, solamente cuatro de las personas visitadas tenían documentos de sus parcelas. Considerando que, todo lo antes expuesto y enfatizando la improcedencia de ejidos en habitats y tierras indígenas y que en ningún caso las mismas pueden ser calificadas como baldías, ociosas o incultas a los fines de su afectación o adjudicación a terceros en el marco de la legislación agragria nacional, ni consideradas como áreas de expansión de la Ciudad de Santa Elena de Uairén, es suficiente justificación para INSTAR a las autoridades competentes a cumplir con su deber antes de nosotros proceder a ejercer las acciones que consagran nuestras leyes sobre la materia como lo establecido en el Articulo 61 de la Ley Orgánica de los Pueblos y Comunidades Indígenas. Es por todo esto que denunciamos estos hechos y exigimos la inmediata paralización de estas actividades ilegales.

Denuncia hecha en Santa Elena de Uairén a los veinte y cinco días de Octubre del año Dos Mil Diez

Firma de 16 capitanes indígenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada